· 

La niebla y el viento sur reducen la captura de palomas en Echalar

La temporada con red concluía con 818 palomas frente a las 1.102 del año pasado

Los practicantes de la ancestral modalidad de caza de paloma con red en Echalar califican el balance de capturas de este año de “nada bueno”. La suma de capturas es de 68 docenas y 2 palomas o, lo que es lo mismo 818, cuando por estas mismas fechas el año pasado se elevó a 91 docenas y 10 palomas (1102).

 

 

Las razones del acusado descenso son “los numerosos días de niebla y viento sur, que imposibilitan la caza” -señalan los especialistas-, y la tendencia cada vez más notoria de escorarse las bandadas hacia la costa. Lo que se ha convertido en hábito de los últimos años, la paloma busca el resguardo del litoral en su migración hacia tierras cálidas para sortear los rigores del invierno.

Contrastada la estadística que manejan los diferentes puntos del Pirineo unidos por la práctica de la caza con red, este año Echalar ha quedado en cuarto lugar según el número de capturas. La nómina ha quedado encabezada por el paso de Napal con 1374 palomas. Lanne es segundo con 1200; mientras que el tercer lugar corresponde a Oskix, con 1015. Echalar contabiliza 818 por delante de Lantabat (582) , Lecunberry (207), Behorlegi (104) y Aldude (93). La clasificación se completa con Sara (77). Los seguidores de la práctica antigua de ambas vertientes de los Pirineos coincidirán este sábado 1 de diciembre en la tradicional comida de hermandad, que este año se organizará en las palomeras de Napal.

Informa: Diario de Navarra


Escribir comentario

Comentarios: 0