· 

Grupos ecologistas presionan a la Diputación de Guipúzcoa para reducir días de caza de la becada

Según un estudio reciente, sólo sobrevive a la temporada de caza el 37% de la población invernante de esta ave en Guipúzcoa, mientras que en Álava la tasa llega al 56%. Por lo que solicitan la reducción del número de días hábiles a la semana de los siete actuales a tres y el cierre de la caza de la becada el 31 de enero

Solo el 37% de las becadas invernantes en Guipúzcoa sobrevive a la temporada de caza. En la vecina Álava, en cambio, se salva el 56%. Son datos de un estudio recién publicado, en el que ha participado la Sociedad de Ciencias Aranzadi, pero en el que han colaborado el Club de Cazadores de Becada y los guardas forestales. El resultado, comparativamente tan alarmante para esta ave en Guipúzcoa, ha llevado a los naturalistas locales a reclamar que la Diputación tome medidas. Por ejemplo que reduzca el número de días en los que se puede cazar: de los siete actuales por semana a tres.

 

La becada, de larguísimo y llamativo pico, es sin embargo un ave discreta. Su plumaje se confunde con la hojarasca de los bosques que habita, y es reacia a volar. Muchos que no practiquen la caza no verán una jamás, a pesar de que cría en nuestros montes y también inverna, procedente de más al norte. Los datos procedentes del anillamiento permiten distinguir la procedencia de las abatidas y las supervivientes.

 

El llamamiento procede de Naturkon, un colectivo integrado por 16 entidades conservacionistas y naturalistas de Guipúzcoa. Según su comunicado, el ratio de cazadores es similar en ambos territorios, así que “las conclusiones son claras: el único factor capaz de explicar significativamente esa diferente mortalidad” con respecto a Álava es “la presión cinegética”. Esto se traduce en “el diferente número de días hábiles en una y otra normativa de caza”. En Álava ya son tres, y no todos los de la semana como en Guipúzcoa.

 

Si este fuera el único factor (“ojo, no tiene por qué serlo”, advierte Naturkon), "cada día hábil adicional a la semana se traduce en un descenso de la supervivencia de un 10%”.

 

Además de pasar de siete a tres días, Naturkon propone otras dos medidas: el retraso de 30 minutos en el horario de apertura matinal, “para evitar la caza de becada a la espera camuflada de caza de zorzales y paloma. El horario actual no tiene otro objeto que dificultar el trabajo de los guardas”, aseguran los ecologistas. Y también “anular la prórroga de la temporada establecida hace diez años”, de modo que “se vuelva a cerrar en la fecha tradicional general: el 31 de enero”.

Informa: Desveda.info


Escribir comentario

Comentarios: 0